Dentro de Facebook, los líderes principales están preocupados por la posibilidad de que los rivales divulguen información perjudicial a los funcionarios federales y han discutido formas de mejorar las relaciones de la compañía en torno a Silicon Valley, según una persona familiarizada con las discusiones».