CARLOTTI: En 2024, las tendencias de los consumidores están conformadas por los avances tecnológicos, los cambios ambientales, los desafíos económicos y la nueva demografía de los compradores, lo que requiere un cambio en las estrategias de comercio minorista y comercio electrónico.

En este episodio, Arturo López Valerio, también conocido como Mana Maná, inicia el año con un análisis sobre las tendencias de las tecnologías del consumidor para este 2024. Prepárense para conocer las tendencias clave incluyen el comercio retail omnicanal, la moda inclusiva y el comercio social. 

ARTURO: 

Las tendencias primordiales abarcan el comercio retail omnicanal, la moda inclusiva y el comercio social. La sostenibilidad se destaca como un pilar esencial, con un enfoque en prácticas de economía circular. El informe de Tendencias del Consumidor 2024 de Tabuga resalta que los consumidores globales valoran cada vez más la comodidad, la digitalización y la sostenibilidad, prefiriendo productos éticos y ambientalmente responsables.

Este informe revela que el próximo capítulo del consumismo será extremadamente volátil y dinámico. Los consumidores, independientemente de su ubicación, deben adaptarse continuamente a nuevas tecnologías, cambios en el discurso cultural, alteraciones climáticas y presiones económicas.

La reacción de los consumidores a estas variables es crucial para el futuro del consumismo. Para los actores de la industria retail, comprender y anticipar las tendencias de consumo de 2024 es vital para mantener la relevancia y conexión con sus clientes.

El informe destaca siete factores que están remodelando el comportamiento del consumidor:

1) Inflación y cautela en las compras: La inflación y el creciente costo de vida están redefiniendo los patrones y necesidades de consumo. Los consumidores se vuelven más precavidos, buscando valor y priorizando necesidades esenciales. Las marcas deben comprender estos cambios para realizar inversiones estratégicas y conectarse efectivamente con su público.

2) Demanda de personalización: Los consumidores muestran una creciente preferencia por experiencias y contenido personalizado. Muchos están dispuestos a compartir datos personales a cambio de publicidad que se alinee con sus intereses, ubicación y preferencias de estilo de vida. Las empresas que logren personalizar sus campañas tendrán una mayor probabilidad de atraer y retener clientes.

3) Cambio en la actitud hacia la publicidad en línea: Se observa una disminución en la irritación hacia la publicidad en línea, ya que los anuncios dirigidos y el contenido personalizado se vuelven menos invasivos. El uso de bloqueadores de anuncios disminuye a medida que los consumidores reconocen los beneficios de anuncios bien alineados con sus intereses. 

4) Confianza en reseñas y comentarios de clientes: La credibilidad de las reseñas de clientes está disminuyendo ante la preocupación por manipulaciones mediante endosos pagados o bots. Como resultado, las recomendaciones personalizadas están cobrando más valor que los comentarios genéricos y potencialmente manipulados.

5) La revolución del ahorro: Existe una tendencia creciente hacia la búsqueda de calidad a precios asequibles, impulsando el mercado de segunda mano y alineándose con una conciencia creciente hacia la sostenibilidad.

6) Influencia de creadores en línea: Influencers y creadores de contenido son una fuente significativa de inspiración, particularmente entre generaciones más jóvenes. Hay un interés creciente en contenido de autoayuda y bienestar, reflejando un cambio hacia el crecimiento personal.

7) Incertidumbre debido al aumento del costo de vida: Muchos consumidores están preocupados por su capacidad para cubrir gastos esenciales debido a la crisis del costo de vida, generando una demanda de mayor equidad económica y expectativas de que las empresas no se beneficien excesivamente en tiempos de incertidumbre.

La comprensión del comportamiento del consumidor frente a factores externos y su capacidad de adaptación son claves para anticipar el futuro del consumismo y para que las empresas se mantengan alineadas con las preferencias de compra emergentes. 

Factores disruptivos como la moda inclusiva y fluida de género, impulsada por la Generación Z y las marcas de belleza lanzadas por celebridades centradas en la inclusión y sostenibilidad, están redefiniendo la industria. Además, se observa un «consumismo curioso», con consumidores interesados en explorar nuevas tendencias y estilos de vida, desde bebidas no alcohólicas hasta el uso de cannabis legal.

En el ámbito del comercio electrónico, los factores críticos incluyen la sostenibilidad, comodidad, transparencia y asequibilidad, con avances tecnológicos como la IA y soluciones de última milla transformando los procesos de entrega. Sin embargo, existe resistencia de los consumidores a pagar más por entregas más rápidas o sostenibles. 

El «dilema de la entrega» se centra en la creciente demanda de procesos de entrega rápidos, convenientes y transparentes, incluyendo la expectativa de entrega gratuita y el reembolso de costos de devolución, así como la preocupación por el impacto ambiental de las entregas. A pesar del potencial de innovaciones como la entrega con drones y vehículos autónomos, el equilibrio entre costo, tiempo y sostenibilidad sigue siendo un desafío tanto para consumidores como para minoristas. Entender estos aspectos ayuda a las empresas a tomar decisiones estratégicas y afrontar las incertidumbres del mercado en 2024.

H- REFLEXIÓN DE LA SEMANA ( SI HAY TIEMPO)

( CARLOTTI )  

«Tus clientes más insatisfechos son tu mayor fuente de aprendizaje».