CARLOTTI: La disrupción tecnológica ocurre cuando una tecnología transforma un mercado entero, alterando sus procesos y los de la sociedad en conjunto. Es una tecnología que crea necesidades en las personas que no sabían que tenían, aportando calidad, eficiencia y beneficios significativos a sus vidas.  Mejora y transforma, pero quizás no cambia radicalmente el status quo, la norma de lo establecido que solamente se actualiza o incorpora estas innovaciones.

En este episodio, Arturo López Valerio, también conocido como Mana Maná, comparte las reflexiones sobre cómo los emprendedores siempre tendrán fuerzas del mercado las cuales se opondrán al cambio que ellos representan. 

ARTURO: 

Leemos en múltiples textos sobre gestión empresarial sobre cómo vencer el status quo, concepto que generalmente se refiere al estado actual de las cosas en cualquier ámbito, ya sea social, económico o político. El status quo es el conjunto de prácticas o condiciones existentes, en buen dominicano ‘lo que hay’.

Las disrupciones desplazan pero son como las olas que los sectores tradicionales pueden navegar, pueden adaptarse. Aunque la disrupción puede confundirse como un evento repentino, realmente los eventos de Cisne Negro son repentinos. 

¿Qué puede cambiar súbitamente el status quo?

Los eventos de Cisne Negro. Son situaciones impredecibles y tienen un impacto significativo. Este término es acuñado por Nassim Taleb en su libro «El Cisne Negro: El impacto de lo altamente improbable».

El libro afirma que la suerte desempeña un papel muy importante en toda la vida, tanto en la vida personal como en los enormes acontecimientos, naturales y provocados por el hombre, que nos asolan. 

Según Taleb, las predicciones no tienen sentido ante la estructura no lineal de la vida y hay que hacer todo lo posible por analizar los hechos con claridad.

Los eventos de la Pandemia del COVID-19 son un claro evento de Cisne Negro: provocado por el hombre, generando un impacto significativo que paralizó el mundo como lo conocimos; improbable en las mentes de los analistas pero era un eco que emanaba de las mentes de escritores de ciencia ficción.

Ahora bien, post-pandemia los avances generados en la adaptación de «la nueva realidad», se han degradado poco a poco. El debate entre el trabajo presencial y el teletrabajo está desapareciendo, pese a los grandes beneficios para una proporción de los trabajadores.

Según el reporte de Trabajo Híbrido de la firma Tabuga, la importancia de las tecnologías que permiten modelos de trabajo híbridos también se destacó por un fuerte crecimiento de las ventas de dispositivos de hardware como PC, portátiles, auriculares y muchos otros. 

Un entorno de trabajo híbrido eficiente necesita herramientas de colaboración adecuadas para satisfacer las demandas desafiantes y en constante cambio. Los ingresos del mercado de software de colaboración se valoraron en 19.500 millones de dólares estadounidenses en 2022, y se prevé que aumenten a casi 21 mil millones de dólares estadounidenses para 2025. 

El crecimiento de los ingresos es una consecuencia natural de la creciente demanda y el uso de herramientas de colaboración. Por ejemplo, el número de usuarios activos diarios de Microsoft Teams aumentó de 75 millones de estadounidenses en el segundo trimestre de 2020 a 270 millones de dos años después.

Todo cambio en proceso o por venir, como fuerzas de disrupción, tienen fuerzas opositoras que quieren mantener el status quo. El trabajo híbrido es un dilema para las empresas que florecieron tradicionalmente antes de la pandemia, siendo las políticas y regulaciones la principal barrera de la nueva adopción, beneficiando a los sectores tradicionales.

No todos los días usted ve un cisne negro

El problema de las disrupciones es que son predecibles, aunque también son significativas, pueden ser anticipadas o incluso planificadas. Las disrupciones predecibles suelen implicar la introducción de tecnologías o prácticas que gradualmente cambian un mercado o industria, a diferencia de los Cisnes Negros que son eventos raros y sorpresivos que no se pueden prever con antelación.

Por ejemplo, el iPhone de Apple marcó una disrupción significativa en la industria de la telefonía móvil. Introdujo una combinación de tecnologías innovadoras y un diseño centrado en el usuario que transformó no solo el mercado de los teléfonos móviles, sino también el ecosistema de aplicaciones y servicios digitales. 

El iPhone no solo cambió la manera en que las personas interactúan con sus teléfonos, sino que también impulsó el desarrollo de nuevas industrias y modelos de negocio.

De igual forma, como Facebook revolucionó la comunicación comercial en Internet al proporcionar una plataforma masiva para el marketing y la publicidad social. 

Facebook permitió a las empresas interactuar directamente con los consumidores, ofreciendo nuevas formas de publicidad dirigida y personalizada. Facebook cambió el paradigma de la comunicación de marca, haciendo que sea más interactiva y centrada en el usuario.

El mismo caso de la Economía Digital en el país, las capas para su habilitación se fueron construyendo progresivamente: acceso a Internet, adopción del acceso, masificación del interés en las redes sociales, habilitación de la movilidad y posteriormente los modelos de economía colaborativa.

Existe suficiente tiempo para que los actores tradicionales puedan adaptarse o simplemente aplicar la regulación para mitigar el impacto en las industrias que necesitan proteger.

Las fuerzas opositoras al cambio y a la disrupción pueden surgir por diversos motivos, estos incluyen desde la inversión económica en tecnologías existentes, la resistencia cultural al cambio, el miedo a la obsolescencia de habilidades o empleos, hasta la inercia organizacional. 

Las empresas establecidas pueden ser conscientes de las innovaciones disruptivas, pero su entorno empresarial puede no permitirles perseguirlas inicialmente debido a que no son lo suficientemente rentables al principio o porque su desarrollo puede restar recursos a las innovaciones sostenibles. Esta es la realidad de la República Dominicana.

Tenemos un reto este año ante el uso maximizado de la Inteligencia Artificial para la generación de contenido y la advertencia de analistas en el impacto inmediato en la generación de noticias falsas, desinformación, agitando el dilema existente de la infodemia.

Ladridos para asustar a los emprendedores

Entiendo que las fuerzas opositoras en el mercado ya están utilizando estos recursos; similar a ladridos que pretenden asustar a quienes no tienen un plan claro.

La idea de que la resistencia y las críticas sirven como un indicador de que algo significativo está sucediendo es común en el mundo del emprendimiento y la inversión. 

A menudo, las innovaciones y los cambios disruptivos enfrentan oposición inicial, ya sea debido a la incertidumbre, al miedo a lo desconocido, o simplemente a la resistencia al cambio del status quo.

Los inversores y emprendedores con experiencia suelen interpretar esta resistencia como una señal de que están desafiando las normas establecidas y potencialmente moviéndose en una dirección que puede tener un impacto significativo. 

En este sentido, los «ladridos» pueden verse no solo como obstáculos, sino como validaciones de que están avanzando en un camino que podría llevar a un cambio significativo y positivo.

Es importante para los emprendedores, diferenciar entre críticas constructivas y meras resistencias infundadas. Las primeras pueden ofrecer oportunidades para mejorar y perfeccionar una idea o un producto, mientras que las segundas pueden ser indicativas de un cambio significativo que desafía el status quo.

La habilidad para navegar estas aguas a menudo determina el éxito de los emprendedores y los innovadores. La capacidad de escuchar, adaptarse y continuar adelante a pesar de la oposición es una característica distintiva de muchos líderes y empresas exitosas.

Mantén el rumbo

Los emprendedores pueden navegar la disrupción adoptando una mentalidad de anticipación y adaptabilidad. Esto implica estar atentos a las tendencias emergentes y estar dispuestos a tomar riesgos calculados. 

La innovación constante, la capacidad de aprender de los fracasos y la flexibilidad para cambiar rápidamente de dirección son cruciales. También es importante construir una cultura empresarial que valore la creatividad y fomente la experimentación.

Continúa cabalgando.

H- REFLEXIÓN DE LA SEMANA ( SI HAY TIEMPO)

( CARLOTTI )  

NO HAY