Recomendaciones para evitar las interrupciones eléctricas durante la temporada de lluvias

Las interrupciones en la red informática, producto de una mala planificación de
respaldo de energía, trae consigo pérdida de la productividad, pérdida de ingresos,
daños a la infraestructura, pérdida en las ventas o clientes, daños a la información,
entre otros, explica Alex Nivar, gerente de Operaciones de Ventas, Vertiv México y
NSA (Norte de Sudamérica).
Como experto en soporte de infraestructura de centros de datos, y ante los escenarios
previstos, Nivar considera que es oportuno tomar las medidas necesarias antes de que
llegue la contingencia.
Nivar, quien posee más de 15 años de experiencia en protección de aplicaciones de
misión crítica con énfasis en Energía de CA y Gerenciamiento Térmico, comparte seis
consejos para ayudar los centros de datos u oficinas en el hogar a sobrevivir a las
tormentas que se avecinan:

  1. Conozca el estado de las baterías y sistemas de suministro de energía
    ininterrumpida (UPS) y tome medidas correctivas de manera oportuna, si es
    necesario. Un alto porcentaje de las interrupciones del centro de datos están
    vinculadas a fallas en las baterías, lo cual puede evitarse con un sistema de
    monitoreo de baterías y atención inmediata a los problemas de batería
    reportados. Este sistema le permite monitorear el estado de las baterías en
    tiempo real y anticiparnos a cualquier problema antes de que surja. 
  2. Programe el mantenimiento periódico programado de toda la infraestructura
    crítica que soporte el centro de datos, realizado por personal debidamente
    certificado para realizar el trabajo. Dentro de esta infraestructura podemos
    mencionar los Sistemas de Respaldo de energía (sistemas de UPS,
    rectificadores y generadores), Sistemas de Aires de Precisión y paneles de
    distribución de energía, entre otros.
  3. Estamos ante una situación de salubridad generalizada, de manera que un buen
    mantenimiento debe hacer más énfasis en los remplazos de filtros de aire de los
    sistemas, y también hay que garantizar que se tomen medidas de protección,
    tanto para el personal que ejecuta el mantenimiento como para el personal que
    opera el centro de datos.
  4. Asegúrese de que la infraestructura que soporta el centro de datos sea lo
    suficientemente robusta y redundante para admitir las aplicaciones críticas.
    Pregúntese, ¿qué sucede si…?, y aquí todas las preguntas son válidas, por
    ejemplo, ¿qué sucede si falla un UPS en la instalación actual?, ¿qué sucede si
    nos quedamos sin suministro de energía comercial durante un período
    prolongado? Si las respuestas a estas preguntas no están claras, o más bien
    hacen presumir una interrupción en el funcionamiento del centro de datos,
    entonces es el momento de solicitar asesoría para elaborar y luego ejecutar un
    plan de acción que se ocupe de los puntos débiles.
  5. Trabajar desde casa se está convirtiendo en la nueva normalidad y nuestro
    sistema de Internet doméstico se ha convertido en una aplicación crítica. Es por
    eso que debemos garantizar la calidad y la continuidad de la energía que
    soportan los equipos que nos proveen esa conectividad. Existen unidades
    UPS diseñadas para satisfacer las necesidades de menor capacidad para la
    oficina en el hogar. El uso de estos sistemas puede proteger su equipo
    conectado de las fluctuaciones de energía y proporcionar energía de la batería
    para atravesar interrupciones o el tiempo suficiente para realizar un apagado y
    guardar su trabajo.
  6. Para un profesional de centros de datos trabajar desde casa puede ser un gran
    desafío. Afortunadamente, ya se cuenta con sistemas que nos permiten
    visualizar los centros de datos desde cualquier lugar del mundo. Ahora se hace
    más importante que nunca tener aplicaciones de monitoreo en tiempo real de los
    equipos, así como dispositivos que permitan acceder a los servidores como si
    estuviéramos físicamente justo en frente de ellos.