Por un periódo de tres semanas he usado el nuevo Note 10 Pro como mi equipo principal y esto es lo que les puedo decir del equipo. 

Vengo de utilizar el note 9 como mi equipo principal por cerca de un año, y pensé que el salto entre un equipo y otro no iba a ser tan dramático; pero luego probar la décima edición de la gama Note en diferentes situaciones debo decir que la diferencia se nota. 

La pantalla del equipo es el primer gran salto entre un modelo y otro. Con sus 6.8 pulgadas de tamaño y su resolución QHD podemos concluir una vez más que Samsung hace las mejores pantallas del mercado.

Esta vez la empresa decidió utilizar la tecnología “hole punch”, la cual elimina enormemente los bordes de la pantalla y crea la sensación de una pantalla flotante.

Sin embargo, con la utilización de esta tecnología se perdió el sensor con capacidad de escanear en 3D el rostro de los usuarios, una baja sustancial en los niveles de seguridad. 

Por otro lado, la empresa colocó el lector de huellas debajo de la pantalla y de verdad que es bastante práctico a la hora de desbloquear el móvil cuando se encuentra en cualquier superficie.

Pero he encontrado el problema de que hes menos fiable del que se encontraba en la parte trasera del Samsung Galaxy Note 9. 

La segunda gran mejora es la implementación de cuatro cámaras traseras, con lentes de rango amplio, ultra amplio, de telefoto y con visión de profundidad. El aumento de calidad es tremendo y la utilidad del lente ultra amplio es fenomenal.

Pero es en su software que Samsung dio la gran actualización, con una inteligencia artificial más rápida para detectar lo que se encuentra en la imagen; y es extramadamente útil a la hora de escanear documentos. 

Pero estos grandes logros traen ciertos sacrificios; Samsung eliminó el sensor de ritmo cardíaco clásico de los equipos Galaxy desde el modelo S5.

Y esto puede leerse como una estrategia de la empresa para obligar a los usuarios a comprar sus equipos wearebles como sus relojes inteligentes y pulseras de monitoreo deportivo. 

Otro gran logro es el aumento de la batería hasta 4,300mAh en un equipo más delgado y ligero. Y la autonomía es impresionante, y pueden durar un día completo.

Aun en condiciones de grabación continua el equipo es capaz de tener una autonomía suficiente para poder soportar la jornada de trabajo. 

Pero este equipo no seria un Note sin su SPen, y aunque Samsung le ha agregado nuevos trucos y gestos inalámbricos, la utilidad en el día a día pasa desapercibida.

Si me hubiera gustado poder grabar audio con el lapiz, algo muy útil para aprovechar la excelente cámara que Samsung colocó en el equipo. 

Por otro lado Dex si ha sido un acierto en el equipo; ahora es más fácil conectar el equipo al computador y tener acceso a todo desde el computador. 

Pero lo que más extrano es el puerto de audio. Cargar el equipo y utilizar uno adifonos es algo que más de un usuario necesita. Pero esta es otra medida para lograr más ventas de los audífonos inalámbricos Galaxy Buds. 

La pregunta final es ¿Debes comprar el Samsung Galaxy Note 10 Pro? Depende. Si vienes de un equipo que no es el Note 9, la experiencia de usuario es refrescante y poderosa. El Note 10 Pro es el equipo más completo del mercado, no el primero en ciertas áreas, pero si tiene todas las herramientas que pueden tener los smartphones de hoy en día. 

Recuerda seguirnos en nuestro canal de YouTube como Topic Loop, y déjanos saber lo que piensas sobre el equipo.