La agencia espacial japonesa JAXA anunció el despegue exitoso de su nuevo cohete lanzadera H3, después de años de retraso y dos intentos previos fallidos.

El cohete H3 despegó como estaba previsto a las 09H23 (00H23 GMT) de la base espacial de Tanegashima, en el sudoeste del archipiélago, y «fue puesto en órbita» minutos después, dijo un responsable de JAXA a la AFP.

El éxito de esta lanzadera se suma al de la misión SLIM, un pequeño módulo de la JAXA que consiguió colocar con precisión sobre la Luna el mes pasado, un hito histórico para Japón y para la industria aeroespacial.

El H3, un imponente cohete de 63 metros de altura y 574 toneladas sin contar la carga útil, debe permitir a Japón realizar vuelos más frecuentes (unos seis por año) y menos costosos.

El objetivo es rivalizar con modelos extranjeros como el Falcon 9 de la empresa privada estadounidense Space X en el competitivo y creciente sector de los lanzamientos espaciales a bajo coste.

Desarrollado por JAXA y Mitsubishi Heavy Industries, el H3 es el sucesor del sistema de lanzamiento H-IIA que comenzó a funcionar en 2001.

Los dos fracasos previos de este nuevo cohete pusieron en duda la reputación de fiabilidad de los vuelos espaciales de JAXA, pero sus responsables presentaron mejoras en lo sistemas de ignición que parecen haber funcionado.

El H3 va cargado con dos pequeños satélites, que se desacoplaron correctamente, señaló JAXA.

Uno de ellos debe tomar imágenes y videos para contribuir a la prevención de desastres y otro, equipado con un sensor de rayos infrarrojos, debe detectar las condiciones de actividad en las fábricas.

El primer intento fallido de lanzar el H3 se produjo en febrero del año pasado, después ya de varios años de retraso en el programa. Entonces, el despegue se canceló porque los propulsores no se encendieron.

Después, en un segundo intento en marzo, el cohete recibió la orden de autodestruirse cuando el centro de mando concluyó que la misión no podía tener éxito.

kh/cwl/dbh/atm

© Agence France-Presse