Jack Dorsey, CEO de Twitter

“El alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse”.