«El alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse».