Para el 2050, la producción de alimentos podría crecer un 70% para satisfacer la demanda de más de 9.000 millones de habitantes distribuidos en todo el mundo. América Latina y el Caribe (ALC), como uno de los mayores exportadores de alimentos del mundo, dispondrá de enormes oportunidades para aprovechar este mercado en franco crecimiento.

Entre 2016 y 2021, se espera que el crecimiento promedio de la industria latinoamericana y caribeña de alimentos y bebidas alcance un 2,6 %, por encima de los de Europa y América del Norte, aunque por debajo de las proyecciones para África, Asia y Medio Oriente, que se ubican en el rango del 3%-4%.

Asimismo, las previsiones para 2018-2030 indican que, en América Latina, el crecimiento de esta industria superará los promedios mundiales en sectores como las carnes de ave (con un crecimiento del 2,9%), los productos pesqueros (2,5%) y los ingredientes alimenticios (3,5%). Por su parte, Sudamérica, Centroamérica y el Caribe podrían ampliar su participación actual del 12 % en las exportaciones mundiales de alimentos y productos agrícolas.

Pero el interrogante que surge es, ¿podrán las empresas de América Latina y el Caribe seguirle el ritmo a la creciente complejidad del comercio electrónico, la transformación digital y las cadenas globales de valor? ¿Podrán reinventar sus productos y sus empresas para satisfacer las necesidades de consumidores cada vez más demandantes y con mayor poder adquisitivo?

Fortalecer al sector productor de alimentos y bebidas de la región para satisfacer las necesidades del mercado requerirá que las pequeñas y medianas empresas (pymes) adopten nuevas tecnologías e innoven. La siguiente es una muestra del tipo de innovaciones que están llevando a cabo algunas empresas de ALC y del resto del mundo.

Plataformas en línea para conectar a compradores y vendedores de alimentos

Hay diversas plataformas electrónicas nuevas que conectan a compradores y vendedores y ayudan a los productores a encontrar oportunidades de mercado, con lo cual atenúan los costos y el papel que desempeñan los intermediarios en la cadena de valor.

ConnectAmericas es un ejemplo de plataforma de este tipo, con una comunidad muy activa en el sector alimentos y bebidas de ALC. Otro ejemplo es la startup Produce Pay, desarrollada por un emprendedor mexicano con fondos por 14 millones de dólares, que brinda financiamiento inmediato para productores agropecuarios y distribuidores de países como México, Honduras, Chile y los Estados Unidos. ç

FarmLead es un mercado electrónico similar para los cereales, que reduce significativamente las comisiones de los corredores. Mientras que Farmers Business Network es un servicio de base de datos que brinda acceso a información sobre precios de las semillas, y sus rendimientos y comercialización.

Gestión de inventarios y despacho de los pedidos

Para manejar las complejidades relacionadas con los inventarios y el despacho de los pedidos que engendró el crecimiento vertiginoso del comercio electrónico, han surgido startups de alta tecnología que aprovechan los avances de la robótica.

Commonsense Robotics utiliza robots para despachar pedidos en línea de productos de supermercado a través de microcentros de distribución que se encuentran cerca de las áreas urbanas. Por su parte, Takeoff, encontrado por un venezolano y un argentino, crea microcentros logísticos muy tecnologizados que se asocian con los minoristas de alimentos para recoger, en menos de una hora, los pedidos realizados en línea.

La seguridad que brinda la capacidad de rastreo digital de blockchain también está ayudando a hacer un seguimiento de las mercancías delicadas y la seguridad de los alimentos al largo de la cadena de valor. Por ejemplo, FoodLogiQ obtuvo financiamiento por 19,8 millones de dólares para un proyecto piloto de blockchain que utiliza tecnología de rastreo. Otras 7.000 empresas de alimentos de todo el mundo (incluidos Whole Foods) ya están aprovechando la analítica aplicada a las cadenas de valor para incluir la seguridad de sus productos.

Otros tipos de innovación en alimentos

No todas las innovaciones tienen que surgir de la tecnología. Para competir en los mercados internacionales, las pymes pueden dar un gran paso si incorporan una cultura de la innovación, mediante estrategias como las de agregar valor a sus productos, mejorar el envoltorio y la presentación, y diversificar la producción o especializarse en alimentos saludables.

En Cali, Colombia, la empresa productora de alimentos Del Alba se ha reinventado varias veces al largo de 20 años, evolucionando desde una empresa tradicional de agronegocios a una especializada en el segmento de los aperitivos o bocadillos saludables. En los últimos años, ha lanzado productos innovadores para el mercado colombiano, que van desde la quinua bañada en chocolate hasta el helado de macadamia. Además, exporta macadamia de primera calidad a 13 países.

“La innovación es lo que nos oxigena como marca”, señala Juliana Dorronsoro, vicepresidenta de Marketing y Ventas del Alba.

Cali también es la cuna de Harinera del Valle, un productor grande y reconocido de harina de trigo, pastas y aceite de canola que lleva 65 años en el mercado. Diez años atrás, la empresa creada en un departamento de innovación, que le ayudó a impulsar la creatividad en el plano interno y experimentar constantemente con nuevos productos. Entre estos productos, cabe mencionar las premiadas tortillas integrales con fibra de avena. En la actualidad, Harinera del Valle exporta su producto principal —Doñarepa— a 12 países, desde Costa Rica hasta España.

LAC Flavors 2019

Dada la importancia del comercio, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) promueve la internacionalización de las empresas de ALC a través de su Sector de Integración y Comercio. Como parte de su tarea, todos los años el BID organiza LAC Flavors, uno de los principales foros empresariales del sector alimentos y bebidas de la región, que reúne a cientos de exportadores de ALC con compradores / importadores provenientes de todo el mundo.

En los últimos 10 años, LAC Flavors generó casi 1,000 millones de dólares en negocios reales y esperados, luego de más de 17,000 reuniones de negocios celebradas durante estos eventos.

LAC Flavors 2019 se lleva a cabo en Cali, del 4 al 5 de septiembre. Esta edición está organizada por el BID, a través de ConnectAmericas, en colaboración con ProColombia —la agencia de promoción de las exportaciones del gobierno colombiano—, Colombia Productiva, Agro Exporta, el Gobierno del Valle del Cauca, la Alcaldía de Santiago de Cali y La Cámara de Comercio de Cali.