Google Europa

El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas dictaminó esta mañana que una ley de privacidad que permita a las personas controlar qué información sobre ellas está disponible en Internet no se puede aplicar fuera de la UE.

Es una victoria para Google y para otras compañías globales de Internet, según escribe Adam Satariano, del New York Times.

La decisión limita el alcance del llamado derecho al olvido, que puede usarse para obligar a los motores de búsqueda a eliminar enlaces a sitios web, artículos de noticias y bases de datos que incluyen información personal considerada antigua, que ya no es relevante o no es de interés público.

Es probable que la decisión de la corte evite las disputas internacionales sobre la amplitud de las leyes europeas fuera del bloque de 28 naciones. La administración Trump y los gigantes tecnológicos de Silicon Valley se han quejado de que la UE. a menudo parece estar tratando de establecer políticas tecnológicas globales.

Google elogió la decisión. “Desde 2014, hemos trabajado arduamente para implementar el derecho al olvido en Europa y lograr un equilibrio razonable entre los derechos de acceso a la información y la privacidad de las personas”, dijo Peter Fleischer, el principal asesor de privacidad de Google, en un comunicado. “Es bueno ver que el Tribunal estuvo de acuerdo con nuestros argumentos”.

El caso no puede ser apelado, y los tribunales nacionales de la UE. debe cumplir con la decisión.