Elon Musk dijo que el prototipo de la nave espacial que SpaceX espera que lleve a los primeros humanos a Marte irá a una prueba sin tripulación en el próximo mes o dos, informa Kenneth Chang, del NYT.

El cohete Starship de acero inoxidable de 164 pies de altura puede despegar, alcanzar una altitud de 12 millas y luego volver a aterrizar en una sola pieza. “Al hacer que los cohetes se parezcan más a otras formas de transporte donde el vehículo no se tira después de un viaje, el costo de ir al espacio podría caer en picado”, escribe Chang.

“Va a ser bastante épico ver que esa cosa despegue y regrese”, dijo Musk en una instalación de SpaceX en las afueras de Brownsville, Texas, donde se está construyendo el cohete.
“SpaceX tiene un negocio estable poniendo satélites en órbita y transportando carga a la Estación Espacial Internacional”, informa el Sr. Chang. Pero no está claro cómo la compañía puede ganar dinero con el negocio de Starship.

Musk dice que la compañía aún podría cumplir con los plazos establecidos para aterrizar en la Luna y Marte en los próximos años. Pero el Sr. Chang señala que el empresario “tiene un historial de establecer horarios aspiracionales que resultan demasiado optimistas”.