Charlie Brooker, creador del espectáculo distópico “Black Mirror”, reveló al Radio Times del Reino Unido esta semana que no está trabajando en la temporada 6 de la exitosa serie de televisión, porque cree que el mundo ya es lo suficientemente sombrío.

“Por el momento, no sé qué estómago habría para las historias sobre sociedades que se están desmoronando, así que no estoy trabajando en una de esas”, dijo Brooker a Radio Times. “Tengo muchas ganas de volver a visitar mi conjunto de habilidades cómicas, así que he estado escribiendo guiones destinados a hacerme reír”.

El programa, que se emitió originalmente en el Canal 4 de la BBC, fue retomado en 2015 por Netflix, donde vivió durante otras tres series y una película interactiva en el formato “elige tu propia aventura” llamado “Bandersnatch”.

El programa ha abordado algunos temas extremadamente oscuros, desde un implante de memoria que registra todo lo que ves y oyes, hasta investigadores de seguros que pueden cosechar recuerdos, hasta un plan de secuestro en el que el primer ministro del Reino Unido se ve obligado a tener relaciones sexuales con un cerdo.

Teniendo en cuenta que estamos viviendo una pandemia mundial con cientos de miles de personas muriendo a manos de un virus mortal, y los líderes políticos fallan tan fuerte que eclipsan la sátira, no es de extrañar que Brooker no esté listo para otra temporada.

Además, ¿no era suficiente el castigo del “Rey Tigre”?