Arturo López Valerio

Las relaciones son más importantes que los productos. Si logras un buen producto y capturas un buen número de clientes, aprovecha, cultiva y fortalece una relación de por vida con ellos.