Aly Song/Reuters

Los funcionarios estadounidenses renovaron una licencia especial que permite a Huawei continuar haciendo negocios con empresas nacionales durante otros 90 días, a pesar de la retirada del presidente Donald Trump durante el fin de semana.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo en un comunicado que mientras los funcionarios “continúan instando a los consumidores a que abandonen los productos de Huawei, reconocemos que se necesita más tiempo para evitar cualquier interrupción”.

En una entrevista con Fox Business Network, señaló que la medida está destinada a ayudar a los operadores estadounidenses más pequeños, que dependen del proveedor de equipos chino.

El Departamento de Comercio (DoC) originalmente agregó Huawei y docenas de sus afiliados a una lista negra de comercio en mayo, pero emitió una licencia especial una semana más tarde que le permite a la compañía continuar temporalmente haciendo negocios con socios estadounidenses. Esa licencia expiraba el lunes (19 de agosto).

Durante el fin de semana, Trump insinuó que Estados Unidos podría no otorgar una extensión y reiteró que Huawei representa una amenaza a la seguridad nacional.

La licencia renovada expirará el 19 de noviembre.

Prohibición expandida

Sin embargo, no todas fueron buenas noticias para Huawei. Ross anunció que el DoC agregó 46 filiales de Huawei más a la Lista de entidades, lo que eleva el total de afiliados en la lista negra a más de 100.

Le dijo a Fox Business Network que la medida ayudaría a garantizar que “no hay escapatorias” que permitirían a Huawei eludir las sanciones comerciales.

Además, aunque las compañías estadounidenses pueden solicitar licencias especiales para continuar haciendo negocios con Huawei a largo plazo, Ross dijo que “no se otorgan licencias específicas para nada” en este momento.