MONTREAL: una firma de abogados canadiense ha presentado una demanda colectiva en nombre de dos padres que dicen que sus hijos tienen una adicción a Fortnite.

La firma de abogados que los representa, Calex, anunció la demanda el jueves en un comunicado.

La demanda afirma que Epic Games, el creador de Fortnite, “a sabiendas puso en el mercado un juego muy, muy adictivo que también estaba dirigido a la juventud”, dijo a CBC Alessandra Esposito Chartrand, abogada de Calex.

Los padres dicen que Fortnite crea una adicción química en los jugadores al liberar dopamina de una manera similar a tomar drogas como la cocaína.

Fortnite supuestamente trabajó con psicólogos para hacer el juego lo más adictivo posible, dijo el abogado de Calex, Jean-Philippe Caron, en una entrevista con un locutor de radio en la estación de Montreal CHMP-FM.

La demanda dice que Epic Games debería haber advertido a los jugadores de los riesgos que enfrentarán al jugar y que la compañía de juegos sabía que su creación era “peligrosamente adictiva”.

Fortnite está clasificado T para adolescentes, lo que significa que solo las personas de 13 años o más deben jugarlo.

Caron dice que el juego tremendamente popular, que incluso inspiró una competencia al estilo de la Copa Mundial con un premio acumulado de $ 30 millones este verano, le valió a Epic Games $ 2.4 mil millones el año pasado, según un informe de Nielsen.