Día: 19 de febrero de 2024

COFECE

Regulador denuncia que Amazon y MercadoLibre obstaculizan libre competencia en México

El regulador mexicano de la competencia acusó a los gigantes Amazon y MercadoLibre de afectar el libre mercado en el sector de comercio electrónico de México, donde concentran el 85% del rubro. En un dictamen preliminar publicado el martes en el Diario Oficial, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) determinó que «no existen condiciones de competencia efectiva en el mercado de comercio electrónico minorista», lo que perjudica a vendedores y compradores. Según la Cofece, las plataformas dominantes se caracterizan por tener «pocos participantes», aumentar los precios según la demanda y ligar sus ofertas artificialmente a servicios de «streaming». La investigación señala además falta de transparencia en los algoritmos que utilizan los gigantes del comercio en línea para destacar las ofertas, así como restricciones para que los vendedores elijan a las empresas de logística que entregan sus productos. La comisión propuso al pleno del organismo (con facultades para sancionar) una serie de medidas que impidan que la posición dominante de Amazon y MercadoLibre -que opera en 18 países- derive en abusos, y de ese modo beneficiar a pequeñas y medianas empresas y a los compradores. En concreto, plantea separar las ofertas de las membresías de «streaming» y otros servicios que no estén relacionados con el uso del «marketplace» (la plataforma de compras y ventas), como juegos o música en línea. «No podrán ofrecerse como parte del mismo paquete de servicios relacionados» con la plataforma, sugiere. Asimismo, recomienda que las empresas revelen a los vendedores los factores que toman en consideración sus algoritmos para destacar las ofertas. En respuesta, Amazon dijo estar al tanto del dictamen y añadió que ha colaborado con el regulador y seguirá haciéndolo. «Las prácticas (…) con las que operamos en México promueven la competencia e innovación en la industria minorista, y han dado por resultado una […]

Progress spacecraft

Rusia lanza una nave Progress rumbo a la Estación Espacial Internacional

Rusia lanzó este jueves una nave Progress de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional (EEI), uno de los pocos proyectos ruso-estadounidenses que se mantienen pese a las tensiones entre ambos países por la ofensiva rusa en Ucrania. El cohete Soyuz-2.1a, que transportaba la nave Progress MS-26, despegó con éxito del cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, informó la Agencia Espacial Rusa en su canal de Telegram, al difundir un vídeo del despegue. La nave fue puesta en órbita con éxito y está previsto que se acople a la estación el sábado por la mañana, según la misma fuente. La nave transporta combustible, equipos para experimentos científicos y alimentos para la tripulación de la EEI, compuesta actualmente de siete personas: tres cosmonautas rusos, dos astronautas estadounidenses, un danés y un japonés. En diciembre, la Agencia Espacial Rusa y la NASA acordaron prolongar hasta 2025 sus vuelos conjuntos a la Estación Espacial Internacional. En julio de 2022, Rusia anunció su intención de retirarse «después de 2024» de la EEI, donde están estacionados permanentemente sus cosmonautas y en la que desempeña un papel clave. Desde entonces, la prioridad de Rusia es la creación de una nueva estación orbital rusa. Modelo de cooperación internacional entre Europa, Japón, Estados Unidos y Rusia, la EEI comenzó a ensamblarse en 1998. En principio debía terminar su misión en 2024, pero la NASA considera que puede funcionar hasta 2030. bur/ib/zm/mas © Agence France-Presse

NASA

Lo que hay que saber del programa lunar de la NASA con empresas privadas

El año 2024 debería ser testigo de una serie de lanzamientos a la Luna desde Estados Unidos. Estas misiones, operadas por empresas privadas, forman parte de un nuevo programa creado por la NASA. Es en el marco de este proyecto que una empresa estadounidense intentará alunizar el jueves. El programa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) está destinado a transportar únicamente equipos, no personas. Sin embargo, debería ayudar a preparar el regreso de astronautas a la Luna, esta vez a través de Artemis, el programa lunar insignia de la agencia espacial estadounidense. Sociedad público-privada En 2018, la NASA lanzó CLPS con un enfoque innovador: en lugar de enviar instrumentos científicos a la Luna con sus propios vehículos, encargará a empresas privadas la prestación de este servicio. Esto debe permitir «hacer el viaje más a menudo, más rápidamente y más barato», explicó Joel Kearns, un alto funcionario de la agencia espacial. Consciente de los riesgos, la NASA se propone, no obstante, contribuir a crear una economía lunar aportando fondos para estimular el desarrollo de un ecosistema de empresas capaces de realizar el viaje. Estas compañías podrán entonces prestar sus servicios a otros clientes: empresas privadas o instituciones de investigación. El enfoque es totalmente distinto al utilizado durante el programa Apolo, cuando la NASA controlaba todo el proceso de desarrollo. «Cuando se dispone de fondos ilimitados, como durante el programa Apolo, sí, se pueden hacer cosas increíbles», declaró en rueda de prensa Trent Martin, responsable de una de las empresas implicadas, Intuitive Machines. «¿Pero podemos encontrar la manera de hacerlo más barato, con un mercado que no se rija sólo por el dinero público?», se preguntó. 14 empresas, varias misiones La NASA ha preseleccionado a por lo menos de 14 empresas «certificadas» para la adjudicación de contratos. Ya se han planificado ocho misiones, […]